lunes, 12 de febrero de 2018

A19 (Aleatorio 20)

A19 (Aleatorio 20)

El segundo asalto fue fingir que podías planear conmigo todo un universo, que cada poro tuyo confiara en cada verso que salía de mis dedos; me propuse hacerme susurro en tus sueños, ser el sabor que queda después de una menta. Es simple: un golpe a tus costillas y otro a tus pulmones, era más fácil contaminar cada molécula tuya que fingirme dolido, el dolor es solo un pedazo de anfetamina y siempre sabe bien después de un tiempo. El segundo asalto lo gané hace rato, lloraste tantas noches después de mi partida que mi garganta sabe a mar. Ahora estamos a mano.

lunes, 5 de febrero de 2018

A19 (Aleatorio 19)

A19 (Aleatorio 19)

Me pides que no sienta rabia, pero solo sé de pájaros que cantan en el fondo del océano.

miércoles, 24 de enero de 2018

A19 (Aleatorio 18)

A19 (Aleatorio 18)

Aquí tienes un poco de agua para los peces que te tragaste, mientras me mirabas sonreírte...

lunes, 22 de enero de 2018

A19 (Aleatorio 17)

A19 (Aleatorio 17)

Tal como una salamandra te arrojaste al fuego, y yo, tal como una lágrima, me quedé lejitos, contemplando como todo se evaporaba entre tus dientes.

jueves, 18 de enero de 2018

A19 (Aleatorio 16)

A19 (Aleatorio 16)

Parce, no sé decírtelo en otro idioma: NO ME INTERESA LO QUE NO SIENTE... vos me produces ese fastidio cuando se ve un edificio de mármol; te puedo decir que es bonito el blanco pero en serio que quisiera romper cada ventana que tienes. Alguna vez hablé de no follar lo muerto, el morbo no me alcanza para desearte un buen entierro. ¿Sabes todo lo que me banqué cuando no estuviste cerca? ¿sabes que el piso de mi apartamento se inundó con tanta mierda? vos crees que todo esto fue fácil, cambiar de vida, de cama, de escarapelas; saber que todo al final nunca bastó para destruir el frío de mis piernas, saber que realmente un sentimiento nunca espera. Esta noche veo una batalla de gallos, dos picotazos y cada uno va a dormir a su cama predilecta. Veo dos niños trapeando el piso, recuerdo un cuento que leí de una mujer que se enamora de un artista, o de un espadachín que era marica, y me pregunto si acaso todo lo que vivimos fue insulina... no creas que siento algo más allá de sonrisas, creo mucho en que cada persona resucita. Ruego porque resucites, en otro lado, en otra vida, otro ladrillo construye la casa en donde vives. Los que rapean dicen que una nube no hace el cielo así como un lobo no hace una manada; te lo dije: una musa no hace el firmamento. Si quieres venir, no vengas. Lo muerto lo detesto, en serio, lo que está muerto está muerto.

lunes, 1 de enero de 2018

A19 (Aleatorio 15)

A19 (Aleatorio 15)

Hay una incertidumbre que me tiene acabado, esa que nace de tu vientre y se aposenta en tus pestañas. Cuando te miro hay vacío, pero luego, más dentro, en tu ombligo nacen anfetaminas y se quiebran mis gusanos. Hemos andado por centenares de años y todavía no nos conocemos. Somos cristales que se rompen frágiles con la arena, pero pensamos que la ira nos une. Cada vez que nos miramos hay más cordilleras que dientes y más hambre que ámbar, pero no logramos ponernos en relieves, nos estancamos entre nuestras mentiras. Contigo todos son problemas: desde almorzar infiernos en primaveras, hasta el invierno mismo, porque ya no tienes calorcito. Son doscientas horas de martirio por palabra que me dices y seis rasguños en el alma todos los días. Estar contigo es mentirme diciendo que existes y seguir sonriendo cuando despierto. Estoy jugando a ser un bombillo que alumbra tus riñones. Esta vez no hay historia, ni cuento, pareciera que en cualquier momento vamos a despedazarnos, y lo espero como si nunca nos hubiéramos encontrado.

El Dios que hizo encontrarnos hoy está riéndose a carcajadas. Yo trato de respirar cada día y tú eres tan joven que no te das cuenta de mis miradas.

lunes, 13 de marzo de 2017

A19 (Aleatorio14)

A19 (Aleatorio14)

Tú crees que miento a cada instante: si te digo que tus piernas son carreteras a la muerte estoy exagerando... si menciono que tus ojos de luna llena me están enloqueciendo, solamente estoy buscando un beso muerto. Posiblemente tengas razón, soy tan humanamente manipulador como puedo y tan egoísta como te imaginas, pero tus piernas siguen siendo carreteras de mi sonrisa y tus ojos de luna llena sigue llamando a los gatos que habitan en mi pecho.