lunes, 31 de diciembre de 2018

Desvarios (XIV)

Desvarios (XIV)

1:11 a.m. los peces siguen hundiéndose en el mar y la luna menguante aclara todas las dudas. Nunca lograste hacer clic con sus tatuajes y cuando ella se perdió, te entró una sensación tan incomoda, que deseaste estar tres metros bajo tierra. Sonreíste hasta que tus dientes se volvieron polvo y juraste seguir riendo hasta el final de los tiempos. Ella sigue perdida y descubriste que no existían mariposas en tu estómago, tan solo peces que se siguen hundiendo en tus entrañas.

lunes, 24 de diciembre de 2018

Desvarios (XIII)

Desvarios (XIII)

Escuchas esa canción por primera vez y después empiezas a repetirla una y otra vez. Te consigues esa página para que haga un loop y ya no tengas que darle clic al botón, porque es más fácil estar haciendo otras cosas mientras se reproduce. Es una canción triste, pero te alegra mucho cada vez que suena. Ya sabes dónde el artista sube y baja la voz y que dura dos minutos y treinta y cuatro segundos. Mueves la cabeza inconsciente y recuerdas que solo has dormido cuatro horas y te despertaste con el ritmo de nuevo de la canción. Pasa, pasa, pasa, pasa el día y vas tarareándola cuando estás en la hora del almuerzo o hablando con alguien y se te escapa una frase de la canción. Vuelves y te hundes, la canción es un abismo, o tú eres el abismo y la canción cayó accidentalmente en ti. SOLO ERES UN TOCADISCOS QUE REPRODUCE LO MISMO UNA Y OTRA VEZ. Quieres librarte de ti, de esa canción, de lo que significa realmente estar feliz escuchando cosas tristes, pero las segundas voces arman una camisa de fuerza mientas sigues tarareándola, rogando que la llegues a olvidar... a la canción, por supuesto. A ella, a la otra, sabes que la olvidaste hace un par de años.

lunes, 12 de febrero de 2018

A19 (Aleatorio 20)

A19 (Aleatorio 20)

El segundo asalto fue fingir que podías planear conmigo todo un universo, que cada poro tuyo confiara en cada verso que salía de mis dedos; me propuse hacerme susurro en tus sueños, ser el sabor que queda después de una menta. Es simple: un golpe a tus costillas y otro a tus pulmones, era más fácil contaminar cada molécula tuya que fingirme dolido, el dolor es solo un pedazo de anfetamina y siempre sabe bien después de un tiempo. El segundo asalto lo gané hace rato, lloraste tantas noches después de mi partida que mi garganta sabe a mar. Ahora estamos a mano.

lunes, 5 de febrero de 2018

A19 (Aleatorio 19)

A19 (Aleatorio 19)

Me pides que no sienta rabia, pero solo sé de pájaros que cantan en el fondo del océano.

miércoles, 24 de enero de 2018

A19 (Aleatorio 18)

A19 (Aleatorio 18)

Aquí tienes un poco de agua para los peces que te tragaste, mientras me mirabas sonreírte...

lunes, 22 de enero de 2018

A19 (Aleatorio 17)

A19 (Aleatorio 17)

Tal como una salamandra te arrojaste al fuego, y yo, tal como una lágrima, me quedé lejitos, contemplando como todo se evaporaba entre tus dientes.

jueves, 18 de enero de 2018

A19 (Aleatorio 16)

A19 (Aleatorio 16)

Parce, no sé decírtelo en otro idioma: NO ME INTERESA LO QUE NO SIENTE... vos me produces ese fastidio cuando se ve un edificio de mármol; te puedo decir que es bonito el blanco pero en serio que quisiera romper cada ventana que tienes. Alguna vez hablé de no follar lo muerto, el morbo no me alcanza para desearte un buen entierro. ¿Sabes todo lo que me banqué cuando no estuviste cerca? ¿sabes que el piso de mi apartamento se inundó con tanta mierda? vos crees que todo esto fue fácil, cambiar de vida, de cama, de escarapelas; saber que todo al final nunca bastó para destruir el frío de mis piernas, saber que realmente un sentimiento nunca espera. Esta noche veo una batalla de gallos, dos picotazos y cada uno va a dormir a su cama predilecta. Veo dos niños trapeando el piso, recuerdo un cuento que leí de una mujer que se enamora de un artista, o de un espadachín que era marica, y me pregunto si acaso todo lo que vivimos fue insulina... no creas que siento algo más allá de sonrisas, creo mucho en que cada persona resucita. Ruego porque resucites, en otro lado, en otra vida, otro ladrillo construye la casa en donde vives. Los que rapean dicen que una nube no hace el cielo así como un lobo no hace una manada; te lo dije: una musa no hace el firmamento. Si quieres venir, no vengas. Lo muerto lo detesto, en serio, lo que está muerto está muerto.